Quesos Cerrato, de nuevo favorito (Foto: A.Nevado/FEB)
|
Noticia LEB ORO

Quesos Cerrato Palencia, ante el complicado reto de mantener la excelencia

9/5/2016 Soñaron durante años con poder ser uno de los clubes de referencia del baloncesto nacional y el doblete conquistado el pasado curso en la Liga LEB Oro supuso la dulce confirmación de sus deseos, una excelencia que el conjunto de Sergio García tratará de mantener esta temporada sobre la cancha de un Marta Domínguez desde el que optar de nuevo al éxito.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

De luchar por la permanencia no sin apuros en sus dos primeras campañas en la Liga LEB Oro a convertirse en el equipo a batir durante una campaña 2015/16 en la que el Quesos Cerrato Palencia levantó los títulos de Campeones de Copa Princesa y Campeones de Liga. No son pocas las veces que en FEB.es les hemos contado la meteórica evolución protagonizada por el conjunto palentino y, casi con toda seguridad, esta no será la última ocasión en la que tengamos que tirar de hemeroteca.

Y es que la entidad presidida por Gonzálo Ibáñez se ha empeñado durante la última década en colocar a la ciudad de Palencia en el mapa del deporte nacional. Una pequeña capital de provincia conocida cada vez más por su baloncesto y en especial por los éxitos deportivos de un equipo que rozó la excelencia con su doblete del pasado curso. Un camino recorrido con paso firme y en el que nunca faltó ese sentido común que llevó a sus dirigentes el pasado mes de julio a renunciar a esa plaza deportiva en la Liga Endesa con la que habían soñado durante años.

Pero si algo tienen claro aquellos que componen el Quesos Cerrato Palencia es que volverán a intentarlo las veces que haga falta para poder llevar al club al lugar que le corresponde tanto por historia como por unos méritos deportivos que tratarán de renovar esta misma campaña a través de una ilusionante plantilla.


Sergio García, un más que merecido punto de partida:

Y como no podía ser de otro modo, el nuevo proyecto del Quesos Cerrato Palencia no podía tener otro inicio que no fuera la renovación del técnico del doblete, un Sergio García al que le bastaron apenas dos tercios de temporada para firmar el mayor éxito ya no sólo de su propia carrera sino incluso de un club al que había contribuido activamente desde el silencio y la humildad durante las ocho temporadas precedentes.

Un acuerdo sellado en cuestión de minutos y que para el técnico de origen vasco supone un motivo de orgullo que llega acompañado de una gran responsabilidad: “El continuar un año más en Palencia era casi una obligación moral porque esta ciudad es como mi segunda casa Aquí vivo todo el año y estoy realmente encantado ya no sólo de poder hacerlo sino de tener además la oportunidad de formar parte de un club muy serio que ha ido dando pasos durante los últimos años hasta convertirse en uno de los equipos de referencia de la Liga LEB Oro. A cualquier entrenador le gustaría poder estar en este club y más aún después del año tan increíble que vivimos la temporada pasada y que nos lleva afrontar este curso con toda la ilusión del mismo”.

De este modo, Sergio García inició junto a Fernando Martínez Zulaica la construcción de una plantilla en la que la continuidad debía ser una prioridad antes de lanzarse al mercado a la búsqueda los mejores refuerzos posibles: “En esa primera reunión tanto con Gonzalo como con Fernando hubo un punto de partida clave en el que me transmitieron los deseos del club de mantener intacto su proyecto deportivo en la LEB Oro. Su idea no había variado lo más mínimo respecto a la temporada anterior por lo que el objetivo inicial pasaba por poder construir la mejor plantilla posible para poder ilusionar de nuevo a nuestros aficionados y llenar el pabellón cada noche de viernes. A partir de ahí buscamos renovar a los principales referentes de la plantilla dando de este modo forma a un ilusionante equipo”.


La plantilla del Quesos Cerrato, vista por su técnico:


Bases:
Dani Rodríguez y Josep Pérez

Si por algo se han caracterizado los diferentes proyectos del Quesos Cerrato Palencia durante los últimos años es por haber podido contar con una más que solvente pareja de bases con la que transmitir al equipo los sistemas de juego y deseos de un cuerpo técnico más que satisfecho con la que será su nueva dupla.

Así lo confirmaba un Sergio García para el que la continuidad de Dani Rodríguez será una de los pilares sobre la que comenzar a edificar el nuevo proyecto: “Dani es todo un líder sobre la pista para nosotros, un jugador que despunta en anotación pero sobre todo un hombre importante tanto en los momentos calientes de los partidos como en los partidos más decisivos de la temporada. El año pasado pudimos verlo en la final de Copa o en el partido del ascenso contra Ourense donde nos dio un liderazgo en ataque fundamental para nosotros y es por ello que su renovación era toda una prioridad para nosotros”.

Junto a él estará este año una de las promesas de la competición, un Josep Pérez que aúna juventud y experiencia en una Liga en la que contará con una gran oportunidad para proyectarse como jugador: “Josep es un jugador joven y muy talentoso que está ante una gran oportunidad con la que demostrar sus capacidades. Durante estos primeros días le hemos pedido que esta temporada mantenga esa frescura en su juego ofensivo y que tan bien encaja en nuestro juego tratando de crecer en punto en tareas defensivas respecto a las últimas temporadas, algo de lo que está muy convencido y que creo que nos lo va a dar”.

 

Aleros: Romà Bas, Jhornan Zamora, Marc Blanch, Robert Valge y Joan Tomàs

Compromiso, esa es la palabra que mejor encaja con los componentes de la línea exterior de un Quesos Cerrato Palencia en el que continuarán este año hasta tres jugadores y al que retornará tras un año en Venezuela un Jhornan Zamora que conoce a la perfección los sistemas de juego del equipo.

Aunque si se han producido dos renovaciones que han tenido un especial calado entre los aficionados esas han sido las de unos Romà Bas y Marc Blanch que se mantendrán fieles a la camiseta palentina: “Romà terminó el año pasado a un gran nivel, es el jugador más sólido en defensa del equipo y es por ello que para nosotros es una pieza muy importante pero también queremos que este año nos aporte un juego más alegre en ataque ayudándonos a enriquecer a un Marc Blanch que es realmente imprevisible en ataque. Para nosotros es uno de nuestros principales valores siendo determinante a la hora de romper partidos o decantar finales igualados por lo que este año le vamos a pedir que mantenga esa valentía”.

A ellos se unirá un año más un Joan Tomàs que, tras completar su mayor campaña en la competición está llamado a ser uno de los hombres importantes dentro del roster palentino: “Viene de una temporada realmente buena pero para este año debe ser ambicioso y le vamos a pedir un pasito más sobre todo en acciones más físicas en las que debe aprovechar su tamaño y su presencia sumando en el rebote así como en acciones cercanas al aro”.

Un perímetro que se complementará con el regreso del ya mencionado Zamora así como con la llegada del vinculado Valge: “Jhornan es un jugador al que conocemos realmente bien y que nos puede liberar en la posición de base. Es capaz de generar a través de los bloqueos y contará con cierta libertad ofensiva en un año en el que debe demostrar ese crecimiento defensivo que ha alcanzado desde que estuvo con nosotros por primera vez mientras que Robert es un jugador joven que nos está ayudando mucho en los entrenamientos y que compaginará su trabajo con el equipo de Venta de Baños de Liga EBA donde disputará muchos minutos para poder explotar su talento”.

 

Pívots: Urko Otegui, Gabas Maldunas, Lamont Barnes y Carl Engström

Y, sin lugar a duda, dos de los hombres más queridos de la afición volverán a darse cita en un juego interior que reunirá, por segundo año consecutivo al capitán Urko Otegui y al talentoso Lamont Barnes.

Dos experimentados jugadores que ejercen para su técnico como todo un lujo para el vestuario palentino: “Si algo teníamos claro es que su renovación nos iba a dar mucho como equipo tanto dentro como fuera de la pista. Fueron la mejor pareja de pívots de la Liga la temporada pasada a través de su solidez y compromiso en el trabajo diario, dos auténticos líderes del vestuario y piezas fundamentales dentro de un proyecto en el que Urko debe ejercer como el alma del equipo mientras que Lamont nos siga aportando su seguridad y experiencia bajo los aros”.

Dos auténticos talentos de la competición a los que se unirá este año la fortaleza y la juventud de un Gabas Maldunas que tendrá en Palencia una importante oportunidad para poder seguir creciendo como jugador tras un gran año en Huesca: “Queremos que Gabas mantenga esa línea de trabajo exhibida en Huesca complementándola con un crecimiento a lo largo de la temporada que deberá llegar a través de la experiencia que le transmitan tanto Urko como Lamont en unos entrenamientos que van a ser de mucha exigencia para él”.

La plantilla se completará con la llegada de un Carl Engström que ejercerá como el techo de un vestuario en el que ha encajado a la perfección y en el que aspira a seguir creciendo como jugador: “Será un jugador importante para nosotros ya no sólo por su altura sino también por una movilidad poco habitual para un jugador de su tamaño. Debe ser todo un especialista para nosotros a la hora de cambiar tiros, asegurar el rebote y definir con contundencia cerca del aro tras bloqueo”.


Un camino conocido hacia un complicado reto:

Una plantilla para la que la continuidad del bloque será una de sus mejores armas y para que la llegada de jóvenes talentos de la competición supondrá un importante soplo de aire fresco a la hora de mantener intacta la ilusión de un grupo con mentalidad ganadora.

Once jugadores comprometidos con el proyecto palentino y para los que Sergio García tiene realmente claro lo que quiere llegar a conseguir sobre la cancha: “Hacerlo prácticamente igual que la temporada pasada es realmente difícil pero sí queremos mantener una línea de juego similar. Queremos ser un equipo peleón en defensa y alegre en ataque donde juguemos muchas situaciones a campo abierto ya que es un baloncesto que funciona y que en Palencia gusta mucho. Uno de nuestros principales objetivos además de ganar partidos es el de poder hacer disfrutar a nuestra afición y en ello pondremos todo nuestro empeño cada vez que saltemos a la pista”.

Con ello tratarán de completar la mejor temporada posible en un año en el que su técnico es consciente de la dificultad que entrañará luchar de nuevo por los títulos de la competición: “Nuestra objetivo no es muy diferente al de cualquier otro año ya que nos marcamos de nuevo como prioridad el ser el mejor Quesos Cerrato Palencia posible. Todos los años tenemos la responsabilidad de trabajar al máximo en el día a día y dar el 100% para ver en qué lugar nos coloca una competición en la que dependemos también del nivel del resto de equipos. Queremos exigirnos al máximo y con el deseo de que eso nos ayude a seguir haciendo disfrutar a la gente con éxitos aun siendo muy conscientes de que será muy difícil repetir lo logrado la temporada pasada”.

Y para que esto suceda de nuevo será indispensable el apoyo de una afición que llenará de nuevo las gradas del Marta Domínguez para demostrar, liderados por la Peña Basket Morao, que en Palencia el baloncesto se vive de una manera especial: “La afición del Quesos Cerrato es justa con su equipo y sus jugadores. Quieren ver un equipo que se esfuerza, que lo da todo en la pista y con esa actitud vamos a saltar a la pista cada día. Jugaremos con la responsabilidad y la ilusión que supone el representar un escudo como el del Quesos Cerrato y a una ciudad como Palencia en un año en el que debemos caminar todos juntos de la mano para lograr el mejor baloncesto posible”.