Víctor Sada debutó ante AF Lleida (Foto: Javi Enjuanes)
|
Noticia LIGA LEB ORO

Víctor Sada: “Quiero volver a ser un base de mentalidad ganadora”

2/16/2017 Atrajo el foco mediático de la competición a comienzos del pasado mes de diciembre con su fichaje por el filial del FC Barcelona y no era para menos ya que, con 14 títulos y dos medallas internacionales, Víctor Sada se convertía en el jugador más laureado de una Liga LEB Oro a la que llegaba con un objetivo claro, el poder recuperar su lugar en un baloncesto nacional al que quiere deslumbrar de nuevo durante el tramo final de la competición.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Llegó a levantar hasta 12 títulos nacionales entre Supercopa, Copa del Rey y Liga Endesa, llevó al Akasvayu Girona a tocar el cielo con la conquista de la EuroCup (2007) y alcanzó uno de sus momentos más dulces como profesional proclamándose campeón de Europa con el FC Barcelona (2010).

Pero, por si fuera poco, Víctor Sada supo responder a la exigencia que supone el vestir la camiseta de la Selección Española conquistando tanto el Europeo de Lituania (2011) como la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres (2012). Un palmarés que firmaría con los ojos cerrados cualquier deportista al inicio de su carrera y que, sin embargo, no ha sido suficiente para poder evitar unos meses de travesía por el desierto en el los que este base badalonés ha tenido que resetear el cuentakilómetros con el único objetivo de volver a empezar.

Enrolado ahora en el filial de ese FC Barcelona Lassa al que llevó a la gloria europea apenas unos años antes y una vez superada una inoportuna lesión muscular, Víctor se encuentra de nuevo de vuelta con un único objetivo, el de poder demostrar que sus manos pueden llegar a ser tan determinantes como para poder regresar muy pronto a la Liga Endesa.

Viajamos hasta la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí para conocer como late el corazón de uno de esos lujos con los que nos agasaja cada año la Liga LEB Oro.


Sada: “Quiero volver a ser un base de mentalidad ganadora”.

Trabajando como uno más y totalmente recuperado de la lesión sufrida en Oviedo el pasado 30 de diciembre. Así encontramos sobre la cancha de entrenamiento del FC Barcelona a un Víctor Sada con el que nos disponemos a compartir los próximos minutos. Tan claro como sincero, el jugador badalonés repasa lo vivido durante algunos de los meses más complicados de una carrera en la que mira de nuevo con optimismo a un futuro hacia el que quiere despegar de nuevo.


Bienvenido, Víctor. ¿Ha sido larga la espera?

“Ha sido una espera larga pero también complicada porque, además de lo sucedido en el plano deportivo, las cosas no han acompañado del todo en lo personal. Se han juntado diversos factores que han hecho que haya sido un verano duro pero en esta vida hay que saber relativizar las cosas y entender que el ser feliz debe ser lo más importante. En ocasiones piensas que todo es baloncesto, baloncesto y más baloncesto pero por suerte llega un momento en el que te das cuenta de que hay cosas a su alrededor que son sumamente importantes y que hacen que este quede en un segundo plano”.


Después de unos meses sin equipo… ¿Por qué la LEB Oro y por qué el filial del FC Barcelona?

“Digamos que fue una forma de ayudarnos mutuamente. Durante el verano las ofertas no terminaban de llegar y yo decidí regresar a un FCB que es mi casa y al que quiero mucho. Aquí comencé a entrenar con ellos para poder echarles una mano en el trabajo diario con sus jugadores jóvenes a la vez que ellos me ayudaban a mí a mantenerme en forma. Desde el principio su idea de equipo quería ir en la línea a la que tiene ahora mismo, un grupo de jóvenes ayudados por algún que otro veterano durante su primer año en la competición pero yo había decidido esperar. Con el paso de las semanas llegamos a un punto en el que ese trabajo que realizaba con el equipo necesitaba de una continuidad por lo que, un poco por ellos y un poco por mí, decidimos unir nuestros caminos para que me incorporara definitivamente pudiendo mantener de este modo el ritmo de juego”.


¿Y cómo ha sido el reencuentro con las pistas?

“Un poco complicado porque nada más fichar tuvimos que jugar dos partidos a domicilio en apenas unos días. En ellos me encontré con una LEB Oro en la que quizás el nivel no sea tan alto como el de la Euroliga o la Liga Endesa pero en la que hay un ritmo de juego muy alto que me pilló aún sin el ritmo de competición necesario. A continuación llegó la lesión en Oviedo que me obligó a parar y eso hizo que tuviera que empezar de nuevo hasta poder reencontrarme de nuevo el pasado sábado ante Marín Peixegalego en un partido en el que los nuevos fichajes nos ayudaron a ganar un puntito de competitividad que esperamos poder incrementar ahora durante las próximas semanas”.


¿Cambia mucho el día a día de un equipo de ACB o Euroliga respecto al de un filial?

“La verdad es que sí pero a medida que maduras como jugador aprendes a relativizar las cosas y a verlas desde un punto de vista más objetivo. El ser un jugador veterano en un equipo filial te obliga a dar lo mejor de ti en el día a día, a ayudar en lo máximo que puedas a la gente joven con tu experiencia y a poder ser el mejor complemento posible para el equipo dentro de la pista. Después de muchos años viviendo al límite y con mucha presión para poder ganar títulos esta es otra forma de entender el baloncesto, aquí también saltas a la pista cada semana para ganar pero sin olvidar que hay otro objetivo implícito e igual de bonito como es el de la formación de los jugadores jóvenes”.


Pero entiendo que en tu cabeza seguirá estando esa ambición de poder recuperar tu mejor versión para poder regresar a la ACB…

“Sin lugar a duda. En Andorra terminé el año con no muy buenas sensaciones porque las cosas no terminaron de salir del todo bien y se me señaló a mí como uno de los culpables pero supe asumir mi parte de culpa para poder pasar página. Con el tiempo he aprendido que para poder ser feliz como jugador en primer lugar tienes que conseguir que las cosas vayan bien como equipo por lo que todos mis esfuerzos durante esta segunda vuelta van a ir dirigidos a que sigamos creciendo como grupo y podamos lograr triunfos importantes. Al final, si el equipo termina contento y con una buena dinámica yo estaré contento y eso nos ayudará a afrontar un verano que veremos cómo se desarrolla y si nos da la posibilidad de poder regresar a la ACB”.


¿Y cómo es el Víctor Sada que quieres ver en esta segunda vuelta?

“Pues un Víctor Sada que esté bien físicamente porque entonces seré otro tipo de jugador totalmente diferente al que se ha podido ver durante estos cinco partidos en la LEB Oro. Esto me ayudaría mucho a la hora de poder tener una mayor confianza y me llevaría a ser ese base de mentalidad ganadora que ayude al equipo a ganar los partidos. Si eso sucede estaré satisfecho por la temporada realizada”.


Por último… ¿logrará el FC Barcelona la ansiada permanencia en la LEB Oro?

“Pues para ello estamos trabajando cada día. De cara al tramo final de la temporada nos hemos propuesto como objetivo prioritario el poder cambiar el chip del equipo eliminando esa mentalidad negativa que hacía que saltáramos a la pista pensando que los partidos comenzaban ya con un -10 en nuestra contra. Con los fichajes que hemos hecho durante los últimos días creo que hemos ganado mucho como equipo y eso, unido a la solidez de un pívot como Jordi Trias, debe ayudarnos mucho en cada uno de los partidos que nos quedan por jugar. Cualquier equipo prefiere comenzar mal y terminar bien que hacerlo al revés y, ahora mismo, estamos muy unidos y con mucha confianza para poder culminar ese reto que supone la permanencia en la categoría tras una mala primera vuelta”.



Trayectoria deportiva - Víctor Sada:

Categorías Inferiores: FC Barcelona
2001/03: FC Barcelona (Junior y Liga EBA) 
2003/06: FC Barcelona (Liga Endesa) 
2006/08: Akasvayu Girona (Liga Endesa) 
2008/14: FC Barcelona (Liga Endesa) 
2014/16: MoraBanc Andorra (Liga Endesa)
2016/17: FC Barcelona Lassa B (LEB Oro)


 

  • + Leídas
  • + Recientes