Stefan Peno, referente en la dirección (Foto: FCB)
|
Noticia LEB ORO

FC Barcelona Lassa, la fuente de la juventud brota de nuevo

9/21/2016 Con todo un histórico del baloncesto nacional como Jordi Trías ejerciendo como nuevo referente de su vestuario, el FC Barcelona renovará este año su compromiso con el baloncesto de formación a través de su filial directo en la Liga LEB Oro. Un reto en el que la mano del maestro Julbe volverá a mecer la cuna de una plantilla en la que cada minutos de juego supone para sus protagonistas una nueva oportunidad de futuro.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Los nombres de Mario Hezonja, Oriol Paulí, Marc García o Emir Sulejmanovic ejercen en la actualidad como los de algunas de las principales estrellas emergentes de un baloncesto europeo en el que todos ellos cuentan con una característica en común, el haber podido foguearse a base de minutos en la Liga LEB Oro de la mano del filial del Fútbol Club Barcelona.

Jugadores que llegaron a la competición sedientos de minutos y que encontraron sobre la cancha de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí el mejor trampolín para sus respectivas carreras. Todo un reto cumplido a nivel personal y que responde a la perfección a la siempre atractiva apuesta del FC Barcelona por una cantera que ha ido ganando importancia durante los últimos años en el baloncesto nacional.

Aunque si hay un culpable de ello ese es todo un histórico de los banquillos como Alfred Julbe quien ha sabido dotar de una identidad propia tanto al equipo de LEB Oro como a un Junior con el que compagina cientos de horas de trabajo de la mano de su inseparable cuerpo técnico. Una apuesta sobre seguro que dio ya sus primeros frutos la pasada campaña y que buscará revalidar ahora su capacidad de crecimiento liderados sobre la cancha por todo un lujo como el pívot Jordi Trías.


Alfred Julbe, un nombre sinónimo de éxito:

Retornó al baloncesto profesional a lo largo del pasado verano de 2015 y lo hizo para fichar por un Fútbol Club Barcelona que depositó en él toda su confianza a la hora de entregarle la batuta de la formación blaugrana.

Compatibilizando el equipo de LEB Oro con el conjunto Junior el técnico catalán fue capaz de formar un gran grupo de trabajo con el que obtener los mejores resultados posibles a lo largo de un año que tendrá ahora su continuidad con el inicio de una ilusionante campaña: “El poder dar continuidad al trabajo del año pasado es toda una satisfacción para nosotros porque con unas buenas condiciones de trabajo logramos resultados realmente buenos sobre algunos jugadores que ejercieron como proyectos interesantes para nosotros. Con una situación totalmente nueva con dos equipos en uno compartiendo cuerpo técnico y metodología de trabajo fuimos haciendo las pruebas necesarias hasta desarrollar una temporada interesante en la que nuestros jugadores crecieron de manera individual hasta acercarse a la perspectiva de poder acercarse a un nivel tan alto como es el que exige nuestro primer equipo. Con ese reto de nuevo en nuestras manos iniciamos ahora una segunda temporada en la que queremos que nuestros jugadores sigan por idéntico camino logrando el mayor crecimiento posible”.

Unos deseos focalizados en una plantilla en la que los mejores fichajes llegaron con la promoción interna de algunos de sus juniors y en cuya composición no podía faltar la apuesta por una experiencia que llegará de la mano del talentoso Jordi Trías: “A la hora de configurar nuestra plantilla tenemos siempre una máxima, el poder focalizar toda nuestra atención en aquellos jugadores con el mayor margen de crecimiento posible dentro de una Liga como la LEB Oro, una competición fusionada de objetivos y que es la mejor lugar posible para que nuestros jóvenes puedan crecer. En esta competición puedes entrar ya con 18 años a un nivel máximo de exigencia pasando a formar parte de una liga en la que predomina la dinámica de los jugadores profesionales, esto ayuda a elevar la exigencia de tus jugadores a los que hay que acompañar siempre con un punto de experiencia para poder ser competitivos. En nuestro caso tuvimos muy clara la promoción interna que deseábamos así como la incorporación de Jordi Trías en un año en el que  por el momento a uno nuestro número de expertos”.


La plantilla del FC Barcelona vista por su técnico:


Bases:
Stefan Peno y Pol Figueras

Afrontaron todo un master de formación durante el pasado curso compartiendo dirección junto a un súper clase como Jaka Lakovic pero con su paso al cuerpo técnico del equipo tanto Stefan Peno como Pol Figueras están llamados este año a dar un paso al frente.

Esa será la principal exigencia para ellos por parte de un Alfred Julbe que tiene muy claro lo que dada uno de ellos deberá aportar al equipo: “La retirada de Jaka como jugador pasando a formar parte del cuerpo técnico nos ayudó a tomar una decisión de la que estábamos más que convencidos ya que tanto Stefan como Pol venían de realizar una buena temporada. En estos momentos Stefan se encuentra ya en dinámica de primer equipo ayudando cada día en los entrenamientos y cumpliendo con esa función de jugador de filial que debe ejercer como soporte para la primera plantilla cuando surge una necesidad y eso es para nosotros una satisfacción ya que significa que estamos cumpliendo con nuestro objetivo. A partir de ahí ambos deben crecer, convivir bien con la competición y aprender de algunos de los mejores bases de la LEB y que en algunos casos tienen calidad suficiente como para poder estar en ACB”.

Aunque si bien es cierto, la dirección del equipo estará abierta durante la temporada a la posible colaboración de unos Junior que volverán a tener en su mano una gran oportunidad de futuro: “La dinámica de tener dos equipos en uno hace que nuestro Junior esté siempre listo para poder sacar el mayor provecho posible de esta situación a la hora de ayudar al equipo de LEB Oro. En ese sentido este año hemos hecho una gran apuesta de futuro para el Junior con un base de proyección internacional como Arnas Velicka así como por un jugador como Rai Carrasco quien jugó a un gran nivel en el Mundial U17. Ambos están ante un año importante para ellos en el que creemos que su proyección puede ser importante”.

 

Aleros: Aleix Font, Rodions Kurucs, Màxim Esteban y Nedim Djedovic

Y si importante ha sido la promoción interna en el puesto de base no menos atractiva resulta la apuesta realizada en el perímetro por unos jóvenes que dieron ya una sobrada muestra de calidad durante su paso por el equipo Junior.

De este modo, los cuatro exteriores que tendrá Alfred Julbe a su disposición compartirán un objetivo común en una campaña de crecimiento: “Esta temporada debe ser importante para ellos ya que el principal condicionante al que se enfrentarán será al de dejar de jugar contra jugadores de su edad para pasar a competir en el baloncesto profesional. Su primer reto no es otro que el de adaptarse a esta situación a la par que crecen físicamente mientras siguen proyectando su gran nivel baloncestístico demostrando que son proyectos muy interesantes. Debemos pedirles crecimiento en un año en el que van a sufrir para poder alcanzar el nivel de la competición en unos puestos donde la LEB Oro tiene jugadores de muchísima calidad, algunos incluso del nivel de la ACB o de algunas de las principales ligas europeas”.

Un reto del que se verá apartado durante las próximas semanas un Rodions Kurucs que cuyo paso por quirófano le impedirá entrenar con el grupo hasta que reciba el alta médica: “Kurucs acaba de ser operado en el día de ayer lo que hará que no podamos contar con él durante un tiempo. Para nosotros será todo un contratiempo pero arrastraba ya algunos problemas en el menisco desde la temporada pasada así que esperemos poder tenerlo cuanto antes con nosotros”.

 

Pívots: Sergi Martínez, Álex Mazaira, Atoumane Diagne, Wesley Sena y Jordi Trías

Aunque, sin lugar a duda, uno de los hombres más observados durante la presente campaña será precisamente aquel que no lleve consigo el cartel de joven de proyección, un Jordi Trías que se reenganchará a aquella LEB en la que creció con el CB Murcia 15 años atrás y en la que recuperó la confianza con un doblete en el MoraBanc Andorra.

Un jugador codiciado en el mercado y que será sumamente importante dentro del proyecto blaugrana: “Jordi será por el momento la única pieza de nuestro vestuario que no podemos considerar como un proyecto ya que viene a aportarnos tanto nivel deportivo sobre la pista como experiencia en el vestuario. Él conoce a la perfección la competición así como el funcionamiento de la casa y debe ayudarnos a competir de tú a tú en los partidos llevando a nuestros jugadores jóvenes a no empequeñecerse. Este año debe sustituir a demasiados jugadores ya que la experiencia que teníamos el año pasado con Jaka Lakovic, Lubos Barton, Marc García o Papa Mbaye se focalizará ahora en un único jugador del que estamos seguros sin embargo de que podremos obtener un magnífico rendimiento deportivo gracias a su energía y su ilusión”.

Junto a él deberán crecer un grupo de jugadores para los que esta temporada supondrá la oportunidad idónea pudiendo empaparse de la clase de un jugador único: “Álex cuenta con un año más que los jugadores que llegan desde el equipo Junior y eso debe de ayudarle en un año en el que tendremos un poco de todo con jugadores como Wesley Sena quien se encuentra ya en dinámica de primer equipo o incluso Atoumane Diagne quien llega al club con un notable talento pese a no haber alcanzado la edad Junior. Debe ser un año de crecimiento en el que proyecten la calidad mostrada en categorías inferiores encajándolo a una competición tan exigente como la LEB en la que hay muchos interiores expertos y protegidos por la Liga y en la que los pívots jóvenes encuentran ciertas dificultades a la hora de poder adaptarse”.


Del reto individual al reto común a través de la excelencia:

Con un equipo para el que el crecimiento diario debe ser su máxima diaria, el conjunto barcelonés tiene más que claro que el espejo de lo logrado por el plantel Junior el pasado curso debe ejercer como el mejor reflejo posible para su filial directo durante la presente campaña.

Todo in reto que tratarán de alcanzar a través de un juego dinámico y atractivo: “El año pasado nos marcamos una serie de retos para nuestro juego que fueron más fáciles de conseguir en el equipo Junior donde nuestros jugadores jugaban de igual a igual contra chicos de su generación y donde nos podíamos permitir alguna que otra licencia para lucirnos un poco más. A nivel LEB Oro lo podemos pretender este año y así lo vamos a intentar siendo conscientes de que será mucho más complicado porque esta es una Liga muy bien entrenada y plagada con muchos jugadores frontera con la ACB. En ella buscaremos un estilo de juego en el que la idea o el sello debería ser el buscar un juego alegre y dinámico basado en nuestro físico para poder hacer disfrutar a los aficionados, el año pasado nos constó conseguirlo pero este año queremos llegar a alcanzarlo para poder competir hasta el final en todos los encuentros”.

De este modo, Julbe espera poder sumar triunfos a un casillero que el pasado curso quedó al borde de la clasificación para los playoffs por el ascenso, un objetivo que volverá a ejercer como un premio para el grupo en caso de poder alcanzar los objetivos individuales para cada uno de sus miembros: “Como equipo filial no tenemos la clasificación pura como algo prioritario sino que focalizamos nuestros esfuerzos en el crecimiento de nuestros jugadores. El año pasado terminamos la temporada dando más minutos a nuestros jugadores Juniors ya que entendimos que esto podía ayudarles en su crecimiento pese a que nos pudiera complicar nuestro reto de poder jugar los playoffs por el ascenso. El reto para este año no es otro que el de poder parecernos al equipo que tan buen rendimiento obtuvo el año pasado compitiendo en la gran mayoría de partidos y llegando con opciones a los últimos minutos de los encuentros aunque sabemos que será algo más complicado al tener tan sólo en Jordi Trías al único experto. Los primeros partidos nos ayudarán a ver si este objetivo es posible o si por el contrario debemos buscar una nueva referencia”.

Nuevos retos para un año en el que los blaugranas tienen claro que harán todo lo posible para poder atraer el mayor número de espectadores posible hasta su pabellón: “El año pasado fuimos el segundo equipo que más partidos ganó fuera de casa pero sin embargo no pudimos extender esa dinámica a los partidos de casa donde todo nos costaba mucho más así que uno de los retos que nos debemos plantear este año debe ser el de poder crecer en nuestra pista. Con la marcha a la Ciutar Esportiva nos costó atraer gente lo que generó un ambiente frío que favorecía las victorias visitantes y eso es precisamente con lo que queremos acabar gracias al apoyo de nuestra afición”.

  • + Leídas
  • + Recientes